Cerrar
Cerrar mmenu movil
Img Noticias

Fallecimientos 2020. José María Montes Villalón

2020 nos ha dejado hasta ahora más de 30 ingenieros de minas fallecidos desde nombres muy conocidos como Adriano García Loygorri, José Luis Díaz Fernández, Juan Manrubia, a otros más anónimos pero igualmente sentidos. Descansen en Paz y nuestro más sentido pésame para los familiares de todos ellos.

Me voy a tomar la licencia de hablar en primera persona para referirme a tres de ellos que han marcado mi vida profesional y que hemos perdido con tan solo unos días de diferencia.

En primer lugar Juan Miguel Martínez, magnífica persona y extraordinario profesional, que siendo Director de Minas de La Cruz en Linares me convenció de que mi camino pasaba por estudiar en la Escuela de Madrid. 

Recién llegado me sorprendió Emilio Llorente tan próximo a los alumnos y con unas teorías pedagógicas revolucionarias. Su aptitud era muy de agradecer por alguien que comienza  su vida universitaria.

Ya en segundo curso me encuentro con el PROFESOR en mayúsculas, José María Montes, que no dejaba a nadie indiferente. Podría gustarte o no la Química Física pero de forma unánime todos los alumnos lo consideraban el más brillante y mejor profesor de la Escuela.

Por ceñirme al entorno de Ríos Rosas, voy a citar algunos hitos que considero importantes en la vida profesional de José María y en los que tuve la suerte de acompañarle.

Dentro de sus años como Gerente, la Fundación Gómez–Pardo pasó de ser un despacho en el sótano de la Escuela a disponer de una Residencia Universitaria, los locales actuales y un departamento de Formación Permanente que fue el referente para la formación de postgrado en el ámbito de la ingeniería española.

Como Subdirector Académico, fue el padre y artífice del mejor Plan de Estudios que ha tenido la Escuela de Madrid. El Plan 83 garantizaba una sólida formación científica básica acompañada de una posterior especialización e implantó de forma pionera en España la obligatoriedad de realizar prácticas en empresa así como el fomento del estudio del inglés.

También aportó su granito de arena en el Consejo Superior de Colegios de Ingenieros de Minas donde ocupó durante años la representación de las Escuelas en la Asociación Nacional. Aquella época fue la de mayor auge de la Comisión de Formación y Postgrado que, bajo su presidencia,  financió cientos de cursos de postgrado para los recién titulados en los tiempos en que la falta de empleo los hacía necesarios y ayudó a muchos compañeros a llevar a cabo su sueño de realizar un postgrado o un doctorado fuera de España.

Sería muy difícil recoger en unas líneas las vivencias de más de 30 años en los que el profesor se convierte en maestro que te explica lo más complejo de forma sencilla, casi humilde, con su voz pausada mientras garabatea en un papel con su letra diminuta y apretada. Y da ejemplo de su buen hacer, de su honestidad, de su empatía para los problemas de los demás a pesar de su aparente distancia. Quiero hacer mía la dedicatoria que Javier García Torrent le puso en su proyecto docente e investigador para la plaza de catedrático: “A José María Montes Villalón, mi maestro y mentor, que me enseñó este oficio, me transmitió la disciplina del aprendizaje, así como el entusiasmo por la docencia, la innovación, la calidad y la exigencia y mantiene con su ejemplo mi espíritu de superación”.

Nos deja dos magníficas ingenieras, Charo y Paz, que mantendrán muy alto el pabellón de la saga de los Montes pero, a pesar de ello, te echaremos mucho de menos.

Querido José María, descansa en Paz. 


Ángel Cámara Rascón

Decano-Presidente

 

TODO EMPIEZA CON LA MINERÍA

Hazte Colegiado